Senegal: El sueño de superar lo conseguido en 2002 y sentar otro precedente en un Mundial

Transcurría el año 2001 cuando sorpresivamente una gran generación de futbolistas senegaleses se clasificaba desde África para disputar un Mundial por primera vez en su historia. Aquel de Korea – Japón que se llevaría acabo en 2002, y que no olvidarían jamás, ni ellos ni el mundo. Porque lo que se logró en dicha cita mundialista, es hasta ahora, algo sin precedentes para el país africano que hoy en día tiene una de las mejores selecciones hombre por hombre.

Aunque Senegal, siempre ha sido una recurrente cuna de buenos jugadores, muchos de ellos deciden migrar a jugar al fútbol francés y han terminado representando a la selección ‘Gala’. Algunos casos conocidos de grandes nombres que nacieron en Senegal pero se decantaron por jugar con la absoluta francesa son los de Patrice Evra y Patrick Vieira, ambos jugadores nacidos en Dakar pero que pasaron a la historia como grandes futbolistas de la selección de Francia; sobre todo Vieira, Campeón del Mundo y declarado como uno de los mejores centrocampistas de la historia del fútbol y de aquel país.

Tres senegaleses pelean un balón en un partido histórico, aunque uno juega para Francia.
Source: Mondo.

No obstante esa decantación que se daba mucho en años anteriores, ha disminuido notablemente. Lo que ha llevado a que Senegal haya reconstruido una base tan o más solida que la que llegó al Mundial del 2002 y sorprendió a todos cuando en el debut se imponía a Francia que venía de ser Campeón del Mundo en su Mundial del ’98. Los senegaleses sumaron cinco puntos en la etapa de grupos, dejaron en el camino a un potente Suecia, que había dejado en grupos a una de las mejores generaciones de Argentina, y finalmente los africanos cayeron ante Turquía en los cuartos de final. Cumpliendo así con un debut mundialista de ensueño.

Ese equipo de 2002, era liderado por un hombre, El Hadji Diouf que no solo le “pintó” la cara a Francia en el primer partido, sino que además se “cargó al equipo a las espaldas” y junto a otros jugadores de gran importancia hicieron soñar a su nación partido a partido. Junto a Diouf, se erigieron Souleymane Diawara, Ferdinand Coly, Pape Sarr, Pape Bouba Diop, Habib Beye, Souleymane Camara y Henri Camara, entre otros.

Diouf era el hombre más importante en ataque. Todos los balones pasaban por él y se quitaba rivales como si fuesen conos.
Source: Pase del desprecio.

El sueño de hacer algo importante en Rusia

Desde entonces, y hasta esta nueva generación de jugadores senegaleses, los ‘Leones de la Teranga’, como se les conoce popularmente, no contaban con tanta calidad y fútbol en cada uno de los hombres que conforman hoy la selección. Senegal, es por nombres y equipos en los que juegan sus futbolistas, la selección africana más fuerte y la que más puede soñar con hacer algo tan importante como lo que hicieron hace cuatro mundiales. En aquel entonces, estos muchachos lo vieron por televisión, pero hoy, son ellos quienes en sus manos tienen un potencial para arrasar en el próximo Mundial de Rusia 2018.

Aunque hoy en día Senegal tiene un equipo muy completo línea por línea. Sadio Mané, el hombre del Liverpool, es la figura más importante y en quien recae la responsabilidad de la personalidad y juego del equipo africano.
Source: The Liverpool Offside.

Sadio Mané, Keita Baldé Diao, Idrissa ‘Gana’ Gueye, Kalidou Koulibaly, Salif Sané, M’baye Niang, Diafra Sakho, Cheikhou Kouyaté y Moussa Sow, entre otros… Son futbolistas de una calidad altísima que juegan en las mejores ligas del mundo, en grandes equipos y que además son dueños de un físico combinado con un buen fútbol que podría ser uno de los ‘Caballos negros’ en Rusia y lograr igualar o incluso superar la gran hazaña que lograron sus compatriotas en 2002.

Así las cosas, preparen sus apuestas, alisen las quinielas y empiecen desde ahora a analizar hasta donde podrá llegar el talentoso y físico equipo senegalés en este Mundial que parece, estará plagado de sorpresas.

Discusión