Santos, campeón del Clausura 2018

- Por

Santos Laguna es el nuevo campeón del futbol mexicano. El Clausura 2018 es verde y blanco. Vencen 3 a 2 a Toluca a pesar del empate a un gol en la vuelta en el Nemesio Díez. Consigue su sexto título y se pone en pie de guerra con la clase mediana de los ganadores de la Liga MX.

El futbol no entiende de justicia. No entiende de favores, ni entiende tampoco de historia. Y Santos lo sabía. No le favorecía en cuna, en linaje, en abolengo… no le favorecía ni en pronósticos. Pero de esos, siempre se duda. Casi nunca son ciertos. Remontó siempre. Desde el inicio de la Liguilla, primero al campeón Tigres, al favorito América y al invencible Toluca finalmente.

Santos ganó todos sus partidos como local en Liguilla. Source: Getty.

Furch mandó a callar a todo Toluca. El olfato goleador despertó en Liguilla. Source: Getty.

Tecnico que debuta gana, dicen, pero ¿cuando técnico que debuta es campeón?. Robert Dante Siboldi reciben empieza en el negocio del banquillo y ya tiene un campeonato. Una reconstrucción que inició desde que se tocó fondo, desde la debacle. Que renació hace 12 años que se perdía la categoría. Que lo hace ahora con soldados caídos como Araujo y que lo hace con la mejor versión de todos y cada uno de sus jugadores.

En la vuelta, Toluca no hizo lo que habitualmente realizó con las visitas. No lo trituró de principio a fin. No lo agobió, no lo asfixió. Los dejó vivir, respirar y de eso, Santos esta graduado. Pero tampoco Diablos tuvo contundencia. El handicap en contra (2 finales perdidas frente a Toluca) no les opacó el sueño.

Julio Furch mandó a silenciar la llamada ‘Bombonera’ con un disparo que se metió llorando desde fuera del área que Talavera no pudo evitar. Del otro lado de la portería, Jonathan Orozco detuvo lo que le llegó. Lo que lo bombardeó. El búnker santista hizo su trabajo, mientras del otro lado ya les habían regalado el 1 a 0 y la tranquilidad para respirar, mirar y esperar.

Hablando de misiles, Rubens y Ríos probaron a Orozco de larga distancia antes del medio tiempo pero en vano. Cerca, pero en vano. Con todo y que Izquierdoz reventó un cabezazo en el palo. Así se fueron al descanso. Toluca afilando el cuchillo, Santos puliendo el escudo.

El desafortunado cambio de Pablo Barrientos por lesión mermó la creatividad y fuerza hacia el frente por parte de los mexiquenses que trataron de contrarrestar con el ingreso de Ángel Reyna . Luego, Cristante mandó al campo a Gabriel Hauche quien a 10′ del final empató el partido. El argentino se encontró con un centro que peinó Ríos y empujó al palo contrario de Orozco que por fin fue vencido en la noche.

La ganas de los rojos crecieron pero el colmillo de Santos tambiñen lo hizo. El ahora campeón aguantó los embates hasta terminar los 5′ agregados por el arbitro y finalmente  tras el silbatazo final, la felicidad del banquillo visitante explotó entre lagrimas de alegría y gritos de júbilo. Santos, campeón de Liga.