Alison se convierte en el portero más caro de la historia

- Por

Acostumbrados a un mundo futbolero donde el dinero cada vez parece menos cosa, la capacidad de asombro la vamos perdiendo con el son de los fichajes. Alison Becker, portero brasileño de la Roma, se convirtió en nuevo elemento del Liverpool  por 75 millones de euros.

Una cifra récord para un guardameta. Se incorpora al conjunto inglés como el cuarto fichaje de Klopp de esta temporada tras las llegadas de Baby Keith, Fabinho y el suizo Shaquiri. Con el movimiento de Alison, los del puerto ya superan los 200 millones en contrataciones para la temporada siguiente. Y eso que aún no se ha cerrado el mercado y donde el técnico alemán piensa hacer más compras.

Liverpool, con un equipo ni mucho menos espectacular, llegó a la final de la Champions League que por momentos se la peleó al Real Madrid aunque con su estrella Mohamed Salah fuera del campo por lesión. Es así como el arquero sudamericano supera los 53 MDE que pagó la Juventus por Gianluigi Buffon al Parma en la temporada 2001-02 y los 40 invertidos por el Manchester City para sacar a Ederson del Benfica la campaña pasada.

El Liverpool no se ha tentado el corazón si se trata de sacar la cartera. Además, es el segundo fichaje más caro de la historia de los ‘reds’, únicamente superado por los 85 del central holandés Van Dijk quien llegó a la institución recientemente. El brasileño tiene  25 años, y llega para pelearle el puesto a Karius que ha tenido problemas para defender la portería, sobretodo luego de la infame actuación en la final de la Champions donde erró un par de goles merengues.

Brasil fue eliminado por Bélgica. Alison recibió 3 goles en el Mundial.

Alison fue titular con Brasil durante Rusia 2018 donde llegaron hasta Cuartos de Final. Source: FIFA.

Ahí, también se encuentra el belga Mignolet que tampoco ha dejado confianza en Klopp. Desde la marcha de Pepe Reina, la valla del Liverpool no ha contado con un factor confiable como podría ahora serlo Alison, portero titular en Rusia 2018 con Brasil. Por cierto, Alison también estuvo en la goleada de su ahora equipo a su ex equipo en las semifinales de la Champions. Sin embargo, fue gracias a él que los romanos llegaron a esas instancias.

Alisson llegó a Italia apenas en la 2016-17 pero apenas jugó (disputó 15 partidos y ninguno de Liga). Era el relevo del polaco Szczsny, ahora con la Juventus. Con la llegada del técnicoDi Francesco ocupó la portería y dejó en 17 encuentros su meta a cero de Serie A permitiendo 28 goles en 37 partidos, menos de uno por duelo. Klopp le echó el ojo y el Mundial con Brasil lo terminó por convencer.