¡Colchón de nadie! Atlético de Madrid es campeón de la Supercopa de Europa

- Por

Nunca hay que vender la piel de oso antes de cazarlo. Al Real Madrid ya le daban el título y al Atlético, poco le faltaba para hacerlo bufón de la corte. Otra lección más del futbol. En Estonia, donde Asia y Europa se miran fijamente uno al otro, los de Simeone se llevaron la Supercopa de Europa venciendo a los merengues 4 a 2 en tiempo extra y asestarle su primera gran decepción a Julen Lopetegui al frente del banquillo blanco. 

El técnico español parece no salir aún del remolino que arrastra desde el Mundial y el “Cholo” sigue enamorando al resto del mundo con el rudimentariamente bello futbol que su equipo practica. La vida después de Cristiano en el Madrid será más dura de lo que se pensaba. Bale no es Ronaldo… y jamás lo será.  Los traumas pasados de los colchoneros parecen haberse esfumado. Desde la llegada del entrenador argentino se ha nivelado las acciones. A veces se pierde, pero mucho mejor que perder siempre, como ya era el habito de los de Manzanares.

El brasileño marcó apenas al minuto 1 y casi al final.

Diego Costa marcó doblete para ayudar al Atlético a ser super campeón de Europa. Source: CNN.

Nadie había ganado una final internacional a los madridistas en los últimos 18 años. Pero estas misiones imposibles son las que más les gusta a Simeone. Así que paró a su equipo con los dientes afilados, con el cuchillo desenvainado y con el olfato de sangre desarrollado. Cierto que en finales, el Madrid es letal, pero no esta vez. Ya no está Cristiano para salvarlos y aunque la agonía blanca gritaba su nombre, él jamás apareció por ningún lado.

La disputa de la portería no se esclareció pero tampoco se confundió más. El tico Navas siguió la tradición a pesar de la presencia de Courtouis quien fue maldecido y pitado por su vida pasada como atlético. El enchufado Diego Costa puso el 1-0 apenas al minuto 1 con un fogonazo casi sin ángulo luego de llevarse como locomotora a Ramos y Varane.

Benzema despertó de su letargo y Ramos de penal (ahora sí) , le dieron la vuelta y de nuevo los fantasmas del pasado acecharon. Pero Costa, siempre Costa con la ayuda de Juanfran y Correa puso el empate y los papeles se invirtieron. El Madrid desmoralizado , tumbado y con herida de muerte, se fue a los tiempos extra.

En la media hora adicional, los colmillos rojiblancos fueron mas filosos. Al 98′ Saúl puso la pincelada de la noche con un auténtico golazo de volea que puso arriba a su equipo. El 4-2 llegó con un remate de Koke en una jugada que también se originó en el empuje de Costa. Atlético ganó su tercera Supercopa europea. El Madrid tendrá que ajustar y el Atlético seguir sumando aciertos que después de tanta tragedia, lo que llegue es muy pero muy bueno.