Cristiano, presentado con Juventus y olvida el pasado rápido

- Por

Desde que aterrizó lo tenía claro. El Real Madrid es el pasado y el presente (y tal vez futuro ya) es la Juventus. Cristiano aterrizó en plena final de Copa del Mundo en Turin para firmar con la Juventus, su nuevo equipo y el factor distracción rondó por todo el mundo. Pareciera a propósito, como si se tratase de él y solo de él. Y es que Cristiano Ronaldo así es; egocentrico, soberbio pero sobre todo mediático.

Cada quien a lo suyo. Francia y Croacia a su final, CR7 a su nueva vida. El mejor jugador de la historia merengue estaba a nada de firmar 4 años con la vecchia signora. Algo que hace unos pocos días, nadie lo hubiera imaginado. La personalidad ganadora de Cristiano pudo más que absolutamente el resto de las cosas derivadas de un balón de futbol.

Usará su habitual dorsal 7.

La euforia desatada por CR7 en Turin es inédita. Source: Twitter.

“Tengo 33 años, pero no he pensado nunca en irme a China o Qatar como hacen otros. La Juve es el mejor sitio para seguir creciendo” afirmó el 7 en su presentación. Y es cierto… el portugués no se cansa de conquistar y alcanzar retos. Fueron 9 años en el Madrid de una “rivalidad muy bonita” como le llama él ante Messi y lo deja claro: ganarlo todo en las mejores ligas del mundo.

Presentó las pruebas médicas, las de rigor. Luego se paseó por una multitud eufórica esperando verlo unos segundos. Aficionados que madrugaron para poder sacarse una foto o una firma. Él, siempre sonriente. Se paseó por los vestidores para conocer a sus compañeros (no todos han reportado),  para finalmente entrar ante decenas de periodistas a la sala de prensa.

Tuvo su primera charla cara a cara con el técnico Allegri, se tomó fotos con los juveniles…

La postal de la Champions pasada. Cristiano haciéndole el gol del año a su ahora equipo. Las vueltas de la vida. Source: Marca.

La prensa mundial estuvo siempre al acecho de cada movimiento de Cristiano. Vamos, no todos los días se da un bombazo de este tipo. La relación de Cristiano con el Madrid daba signos de ruptura desde hace tiempo ya y se sabe bien, el delantero luso es un devorador de títulos. Su obsesión por ser el mejor es infinita y ahora, se da el lujo de poner voltear de nuevo las luminarias hacia la Serie A. Una liga que para muchos, no representaba más que jugadores locales y destino de futbolistas de elite para recuperar lo que alguna vez fueron.

Cristiano no. Llega en el mejor momento de su carrera, como tri campeón de a Champions y serio aspirante a ganarla de nueva. Los bonos de la Juve se han rejuvenecido desde que se rumoró su nombre por Italia. Así es Cristiano. Un par de piernas que te da lo impensable, que te hace llegar a lo inimaginable y que lo ejecuta con un sello que sólo el conoce.